10 consejos rápidos para tomar buenas fotografías

Cuando un cliente no puede pagar por fotografías profesionales, o cuando sencillamente resulta útil que el cliente, sus colaboradores o empleados tomen fotografías para luego publicarlas en la Web o en redes sociales, es indispensable que quienes lo hagan tengan ciertos cuidados esenciales para facilitar resultados óptimos.

Estos son 10 consejos que damos con frecuencia a clientes y amigos, que ahora compartimos públicamente:

1. Configurar la cámara con la mejor calidad

La definición y el tamaño de las fotografías en cada cámara digital pueden configurarse de distintos modos. Asegúrese de que su cámara (sea una independiente o la del teléfono móvil) esté configurada la capturar imágenes con la mejor calidad posible. Facilita su reproducción en distintas pantallas, su impresión, y su edición para recortar las partes más interesantes.

2. Buscar la simplicidad

En ocasiones queremos ser tan fieles a la realidad que incluimos demasiados objetos en la toma y generamos confusión ante quien verá la foto luego. Intente simplificar la lectura de la fotografía incluyendo sólo lo relevante. Muchas veces sólo necesita moverse un poco para cambiar el punto de vista o retirar algunos objetos del fondo, y si el objeto que más importa está en primer plano, mejor. Cuando haya personas, por lo general también es conveniente acercarse.

3. Hacer foco en lo que interesa

Aún en las cámaras de los teléfonos móviles, basta con tocar la pantalla donde está el elemento más importante de la composición (sea una cosa, un animal o una persona) para asegurarnos de que quede en foco. Eso puede dar efectos visuales interesantes al dejar partes de la fotografía en foco y otras borrosas, pero sobre todo elimina uno de los errores que afectan en mayor medida la utilidad de una fotografía.

4. Sostener bien la cámara

La estabilidad de la cámara es fundamental para evitar fotos borrosas. Trucos para reducir el movimiento de la cámara son reducir el zoom (intente evitarlo totalmente en cámaras de teléfonos móviles, ya que reduce mucho la definición de la fotografía), exhalar antes de tomar la fotografía, presionar más suavemente con el dedo el botón de captura, sostener la cámara con las dos manos, apoyar uno o ambos brazos sobre algo firme, o apoyar la cámara misma sobre algo firme y seguro.

5. Iluminar bien

Encender o apagar una lámpara, abrir o cerrar las cortinas, o cambiar de ubicación antes de tomar una fotografía, pueden hacer toda la diferencia para hacer llegar la cantidad de luz adecuada a lo que queremos fotografiar.

Los grandes contrastes de iluminación suele ser bueno evitarlos. Por eso a las personas conviene colocarlas mirando casi de frente (no del todo para reducir su necesidad de cerrar los ojos) a ventanas y al sol para evitar áreas del rostro muy oscuras, minimizando los encandilamientos. En estos casos, quien toma la fotografía de estar entre la fuente de luz y las personas, o sólo veremos siluetas oscuras contra un fondo claro. También puede ser útil forzar la activación del flash para reducir las sombras.

6. Ser flexible

Cuando tome fotos digitales asegúrese de no tomarlas siempre con la misma perspectiva, sino variar aunque sea levemente la posición, la iluminación o los ajustes de la cámara. Dará más frescura a las tomas al evitar la monotonía, y reducirá la tendencia del observador a ignorar imágenes que piensa ya haber visto.

7. Mantener limpio el lente

Sobre todo en las cámaras de los teléfonos móviles, es común que haya huellas digitales sobre el lente. Esto hace que se vean borrosas sin importar la distancia o las configuraciones que apliquemos.

Antes de tomar fotos importantes pase una tela suave y limpia sobre el lente para retirar polvo, humedad o huellas. Si fuera necesario, puede usar su propia ropa (con preferencia de algodón) o un pañuelo de papel suave.

8. Tener paciencia

Una de las tendencias que ha generado la fotografía digital es el querer tomar fotos constantemente, pero de ese modo sólo se logra gran cantidad de fotos de poca calidad. Es importante esperar la captura adecuada (sea por objetos en movimiento o por condiciones de la luz natural cambiantes) y tomarse el tiempo necesario para analizar los errores que se cometen.

9. Aprender de profesionales

Cuando vea revistas o sitios web con fotos que considere muy buenas o hasta impactantes, tómese un momento para estudiarlas. ¿Desde dónde viene la luz? ¿Qué hay en el fondo y qué al frente? ¿El foco de atención está a un costado, al centro, en una esquina? Hacerse estas preguntas le ayudará a desarrollar un espíritu crítico instantáneo con sus propias fotografías, que hará que mejoren notablemente casi sin darse cuenta.

10. Persistir

Sacar buenas fotos es difícil porque deben considerarse muchas variables, pero no es imposible. Preste atención, ensaye varias tomas (no tema tomar muchas) y aprenda con cada una. ¡Persevere y triunfará!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *